Hotel Palacio Urgoiti ****

100 €

Precio medio habitación doble

Tamaño de perro admitido

Dog friendly

Valoración global

En Dog Vivant desde 2016

Acceso a clientes con perro

Tamaño máximo permitido

Grande: Más de 25 kgs.

Tarifa

18 €

Política de zonas comunes

Los huéspedes pueden entrar con perros a las siguientes zonas: Zona ajardinada, terraza exterior

Los huéspedes no pueden entrar con perros a las siguientes zonas: Restaurante, piscina interior, Golf/Pitch&Putt

¿Más de un perro por habitación/alojamiento?

Extras para los Dog Vivants: Agua, Alguna chuche/premio, Camita Dog Vivant (solicita en reserva)

En Palacio Urgoiti te damos la bienvenida con todas las comodidades para que la estancia con tu perrito sea inolvidable. Es imprescindible que nos avises a la hora de reservar que vienes con tu amigo de cuatro patas, para que podamos atenderte mejor y acondicionar vuestra habitación.

¿Los perros pueden quedarse solos en la habitación/alojamiento? No

¿Existe algún servicio para cuidar de los perros mientras el dueño esté ausente? No

Cómo llegar

Sobre este lugar

Tipo de alojamiento

Hotel

Alquiler por habitaciones

Precio medio habitación doble: 100€

Entorno

Semiurbano

Servicios

Wifi gratuito, Parking, Servicio de habitaciones, Aire acondicionado, Piscina, Recepción 24 horas

Palacio Urgoiti es un hotel boutique, con campo de Golf – Pitch&Putt, piscina climatizada y Restaurante gastronómico y bistrot.

Situado estratégicamente, se encuentra a 5 min del Aeropuerto de Bilbao y a tan sólo 15 min del Centro de Bilbao y de las playas de la Costa Vasca.

Opiniones

¿HAS ESTADO AQUÍ? PUBLICA TU OPINIÓN

Dog friendly

Valoración global


Buen hotel para desconectar en medio de la naturaleza

Buen hotel para desconectar en medio de la naturaleza

Dog friendly


Valoración global

16/10/2017 | LaurayShivi | Pinto

Es un hotel muy recomendable, sobre todo para descansar. El entorno es espectacular, solo escuchábamos a los pajarillos que hay por los árboles de alrededor. Pero por el plus que nos cobraron por llevar a nuestra perrita, esperábamos algo más (por lo menos las galletas que he leído en la otra opinión). Sólo pusieron un cojín que apenas tenía relleno y un cuenco. Pueden moverse por el hotel lo justo y necesario. Por lo demás genial, muy buena comida, personal muy amable y entorno inigualable.

Lugares cercanos: 5 Km.